Hoy en día llevamos un estilo de vida generalizado cuyas bases están compuestas por factores de estrés, inquietudes, preocupaciones e incluso excesos en la actividad laboral y social. Dichos estilos nos llevan a afrontar nuestros quehaceres diarios con un cierto desinterés o pérdida de atención en nuestro bienestar físico y en definitiva por nuestra calidad de vida, realizando cualquier tarea cuando sea, como sea y a costa de lo que sea.

Esto nos conduce a una vida sedentaria posturas inadecuadas, realización de movimientos incorrectos, descuidos y gestos reiterados inadecuados, todos ellos hábitos nocivos que causan diversas patologías.

  

El deporte en sus distintas categorías, (profesional, amateur o de ocio) con alta frecuencia, es causa de lesiones de diversa envergadura (esguinces, tendinitis, roturas de fibras o fracturas). Son consecuencia de sobrecargas, técnicas incorrectas, aumento de la intensidad sin preparación previa, práctica esporádica sin continuidad o por accidentes inesperados.


Cualquiera de estas lesiones por pequeña que sea su magnitud nos suele apartar, temporal o definitivamente, de la práctica del deporte que nos gusta.

¿Has sufrido alguna vez una de estas lesiones? No te preocupes, es usual, todos conocemos a alguien que se ha lesionado practicando algún deporte. Pero ¿sabemos cómo proceder cuando esto ocurre?

  

No es sólo vivir más años sino vivirlos con calidad.

A partir de cierta edad, sentimos como decaen nuestras facultades físicas e incluso aparecen dolores, causa de la artrosis en las distintas articulaciones. Los que nos rodean aprecian aprecian un cambio en la postura, forma distinta de caminar, disminución de la agilidad, etc...

La falta de actividad física es uno de los peores enemigos del Senior, nos puede llevar prematuramente a la falta de autonomía e independencia. Esto nos impide disfrutar de una vida plena durante estos años, obligándonos a convivir con los síntomas que nos quitan calidad y libertad, en vez de buscar soluciones para no desembocar en el sedentarismo.